APRENDE A COMENZAR

FUT

Los inicios de todo  proyecto es ilusionante y motivador, te llenas de expectativas y te pones a trabajar en ello sin saber realmente de qué tipo de jugadores dispondrás.

Llega el primer día e intentas seguir la programación marcada, llega el segundo día y ya no realizas casi nada de tu propia programación y al tercer día ya guardas la programación en el cajón y no la vuelves a sacar hasta años después cuando estás realizando una limpieza general del despacho.

¿ A quién no le ha pasado esto alguna vez ?

Si desde tus inicios como entrenador las programaciones las hacías totalmente correctas sólo puedo pensar dos cosas: la primera que eres un genio y probablemente estés a las puertas de un grande o hayas estado siguiendo la programación sin tener en cuenta la progresión de tus jugadores.

La otra opción y muy común (yo mismo lo he hecho durante años) es no hacer una programación táctica de tu equipo. Puede funcionar o no. Puedes conocer perfectamente la capacidad de tus jugadores y llevarlo a la practica, pero seguro que en algún partido (o todos) te has pasado todos los minutos de juego dando instrucciones a tus jugadores.

La programación sirve para tener un orden de aprendizaje hacia un modelo de juego, una idea de juego, la táctica o como quieras llamarlo. Simplemente plasmar en un papel aquello que quieres enseñar a tus jugadores y, cuidado, tiene que tener sentido. No vayas a plantear un equipo defensivo que espera al rival en campo propio y durante los entrenamientos hagas presión total (es sólo un ejemplo).

 

La programación te servirá para crecer como entrenador y comprobar que necesita tu equipo para crecer y cuanto tiempo necesita para los conceptos.

Recomiendo para todos aquellos entrenadores que trabajamos diez horas en una fábrica, vamos tres veces por semana a los entrenamientos, llegamos a casa a las once de la noche y nos volvemos a levantar a las cinco y media de la mañana para volver a la fría fábrica que realicéis programaciones tácticas semanales. Que no vayáis más allá por que difícilmente seguiréis la programación. Después de cada partido plantea el primer entrenamiento de la semana, si estás con fuerzas termina la programación semanal aunque sean sólo los puntos más importantes a trabajar y más adelante termina las sesiones completamente.

Mucho cuidado con la preparación física. Podemos equivocarnos y no pasará nada, sólo que el juego no será lo fluido o controlado que nos gustaría tener, pero con la preparación física podemos provocar fatiga y lesiones. Debemos dejarnos aconsejar por los preparadores físicos.

Yo particularmente realizo circuitos físicos específicos en muy pocas ocasiones. En todas las acciones actúa la fuerza, por lo que realizando tareas intensas de fútbol como un mini partido de 4 contra 4 ya están actuando todo tipo de fuerzas, por lo que ya estás en preparación física.

Si te gusta entrenar a equipos de fútbol o de cualquier otro deporte recuerda que primero tienes que aprender a comenzar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s