Hay que regar el árbol

ArbolPara recoger los frutos hay que regar y cuidar el conjunto del árbol. Algunas veces pensamos que hicimos un buen trabajo porque recogimos frutos al final de la temporada pero tenemos que pensar que hay que hacerlo muy mal durante el año para no recoger ningún fruto.

El jugador evoluciona, crece, mejora de forma natural, de forma innata y muchos nos ponemos el mérito de esa mejora adjudicándonos el mérito de ese fruto. Pero debemos ver el árbol, como a quedado el árbol al final de la temporada. Cuanto mejor haya quedado el equipo de forma grupal, mejores son los frutos. No basta con ganar títulos y pensar que lo estamos haciendo bien, no basta con estar bien posicionado en la liga y mantener contento a los mejores jugadores del grupo. Nos podemos escudar en los buenos resultados deportivos pero el árbol es quien marcará si los frutos valdrán la pena o no, el árbol marcará los valores reales que tenemos como entrenadores o como formadores de jugadores.

Lo que se ve, es lo verde. Incluso en un bosque sólo se ve lo verde, pero lo que importa, lo que de verdad te puede decir si te darán frutos año tras año son los troncos, el árbol al completo.

Cuida y crece con los más pequeños creando unas raíces sanas y el árbol nacerá sano. En tu equipo sea de la edad que sea, cuida mucho al banquillo. Ese es el tronco de tu equipo, quien sujeta a las ramas, las que parecen que dan el fruto, pero el tronco es quien dirá si serán frutos pasajeros o recogerás durante años esos frutos.

Cuanto más cuides los “suplentes” más crecerán deportivamente y más deberán los “titulares” obligarse a crecer para mantenerse como titulares. Da oportunidades a los suplentes y no únicamente en partidos fáciles y te darán más de lo que imaginas. Te pondrán en un compromiso porque pasaras en semanas de tener 11 titulares a tener 14, no regales nada a los titulares y en meses pasaras de tener 14 titulares a tener 22. Entonces llegará el bendito problema, que jugadores iniciaran en el siguiente partido o cuales dejaras fuera. Sólo en ese momento el árbol será sano por completo, sólo de esta forma recibirás los verdaderos frutos, los más grandes, los mas dulces y difícilmente puedas llegar a competir mejor.

Tener el árbol más sano no significa que te garantices los títulos al final de temporada, pero te garantiza la regularidad temporada tras temporada. Al final un equipo puede conseguir una liga, una copa, dar la sorpresa y colocarse tercero, pero cuantos equipos permaneces arriba? Sólo los que saben que hay que regar el árbol.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s