Excelencia o mediocridad, SERGI MANCERA

TomCuando decidimos iniciarnos en alguna actividad deportiva la cual no hemos practicado antes y decidimos conocer y aprender todas las facetas de ese deporte, nos adentramos en un mundo algo misterioso.

Es curioso como deportes minoritarios tienen estructurada de forma exquisita las diferentes etapas del aprendizaje, permitiendo así evolucionar progresivamente de manera positiva y, por norma general, alcanzar más rápidamente los objetivos marcados.

Me fascina la manera de enseñar de los deportes de carácter individual como  la natación, el Karate o judo, la gimnasia deportiva, el atletismo, tenis… los cuales implican una gran dedicación para poder llegar a dominar todos las facetas del deporte escogido. Estos  tienen una gran ventaja: por norma general , el entrenador sabe lo que tiene que enseñar, tiene una ruta marcada, unos objetivos finales fijados y consensuados con el discípulo; con lo cual, si ambos siguen una misma dirección, los resultados no tardan en aparecer.

Siempre pongo como ejemplo la natación, karate o Judo: tienen unos niveles fijados que normalmente se van diferenciando por colores (Color Blanco= iniciación  /Naranja = intermedio /Negro = experto); hay más niveles intermedios y el aprendiz los va adquiriendo según sus aptitudes y actitudes. Me parece una excelente forma de aprender, en el sentido de que al final del proceso de aprendizaje  deberías poder dominar  ese deporte (sea cual sea la situación y las circunstancias) tanto a nivel competitivo como en el entrenamiento. “Chapeau”

Por qué en los  deportes colectivos cuesta tanto  hacer lo mismo??? Por qué no se intenta???

Pongo un ejemplo: Pedrito tiene 7 años y es el primer día que va a entrenar. Se inicia en su deporte preferido a día de hoy, el que dicen que es el deporte REY (si no lo saben es Futbol); este es, desde mi punto de vista, el peor deporte a nivel de organización de la formación, me explico: Pedrito está nervioso, y el pobre no sabe lo que se le va a venir encima, pues en el primer de entreno (y esto sucede de forma habitual) se puede ver en situaciones  en las cuales le pidan cosas que Pedrito no entienda, como por ejemplo:

  • “Dad dos vueltas al campo para calentar”
  • “Haced un rondo”
  • “Pedrito ponte de lateral defendiendo, cuando puedas repliega, y atacando te pones de interior”
  • “Jugamos con un sistema 2 3 1, en rombo”

A Pedrito esto le suena a chino.

No hay un plan trazado para el aprendizaje de este deporte; por eso, por norma general, hay tanta disparidad de nivel: dependiendo del educador, club o país donde practiques este deporte aprendes unas cosas u otras.

Se pierde la esencia por culpa de la identidad y egoísmo del propio entrenador o club, por que se tengan que cumplir unos determinados objetivos, por filosofía de juego, o por los propios padres que creen saber más que los entrenadores. Esto, por norma general, no pasa en deportes individuales; incluso tampoco pasa en deportes colectivos como Balonmano, Baloncesto, waterpolo, etc…

Una reflexión a nivel colectivo profesional: me atrevería a decir que, si al equipo de Baloncesto del Real Madrid se le cambian los colores y se pone a sus  jugadores la camiseta del Barça, estos podrían jugar perfectamente tal y como  juegan sus adversarios y viceversa. Esto es debido al aprendizaje que han tenido en sus etapas de formación. Y esto mismo pasaría en Balonmano, futbol sala etc…¿Cuántos jugadores podríamos intercambiar entre el Barça y Madrid de Fútbol? Dos tres? Es un claro ejemplo de aprendizaje.

 

Es necesario de carácter urgente evaluar las etapas de formación de los deportes, y dejar de entrenar según estándares individuales o de Club. Es la ruina del deporte, hay que intentar crear excelencia y no crear mediocridad!! Por eso propongo crear un plan de aprendizaje a nivel individual para el deporte Rey, en el cual aparezca el jugador como un todo ( Técnico, táctico, psicológico), valorado por sus actitudes, y aptitudes.

Me imagino una formación como la de la natación o Karate antes mentada. Vamos a ver el ejemplo de Pedrito: aprenderá todo a su debido  tiempo;  hoy vamos a aprender a pasar la pelota, hoy vamos a aprenderemos a correr, otro día veremos cómo posicionarnos en el campo…

Es necesario dar la vuelta a la Tortilla, a veces no cuesta tanto!!!

 

 

Sergi Mancera

Entrenador de Segundo Nivel de Futbol,  entusiasta, observador y Soñador.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s