Gestión del banquillo

Juegas menos que el portero suplente de Benji Price

Benji.jpg¿Quién no ha escuchado alguna vez este chiste?

Creo que hay muchos niños que se sentirían identificados con los jugadores suplentes de los equipos de la serie Super Campeones. Cuando hablamos de competir, de la exigencia profesional, la gestión de los jugadores suplentes no es diferente a la de los niños que se están formando a ojos de un buen entrenador de fútbol o que sólo intentan divertirse jugando al fútbol. Porque ellos no van al entrenamiento a aprender, van a divertirse. Les gusta el fútbol y no ven deporte, ni competición, ni recuerdan el gol que fallaron hace dos jornadas o la goleada encajada el sábado anterior. Los más pequeños son los más puros dentro del deporte, sólo se divierten jugando a lo que más les gusta, jugar a la pelota.

Somos los entrenadores quienes contaminamos la mente de los niños con el paso de los años hasta generar jugadores profesionales de papel. La presión empieza a florecer incluso con niños de 13 años en un partido donde juegan dos equipos de pueblos de 1000 habitantes, con camisetas con 5 años de antigüedad con parches en los pantalones. Donde sólo unos ven a un grupo de niños corriendo detrás de una pelota para divertirse, otros ven la oportunidad de agarrar un punto crucial para asegurar la quinta plaza de una liga de doce equipos.

Y está muy bien que un entrenador de fútbol base se tome el encuentro con la máxima profesionalidad posible ya que los jugadores que están jugando aunque el entrenador no vea la realidad de ese partido, los niños si. Ellos ven la pelota, ellos ven el juego, ellos se alegran por el gol anotado por un compañero por el simple hecho de ir a celebrarlo junto a él, no ven que están 2-0 y asegurando esa “quinta” plaza, ellos simplemente disfrutan del momento.

a lapiz.png

¿Pero que pasa con los que tienen menos minutos?

Semana planificada perfectamente, todos llegan a la hora, orden en el vestuario y explicación del partido previsto. El partido está a punto de empezar y como entrenador te enfocas en el estado anímico de los jugadores titulares para que no se te escape el partido en los primeros minutos, todo está en su sitio pero ¿has gestionado alguna vez el banquillo?

¿Como lo gestionas?  El estado emocional de los jugadores suplentes es tan importante como la moral de los titulares. Los jugadores titulares pueden estar muy nerviosos, demasiado motivados, un sin fin de sensaciones que intentamos gestionar a lo largo de la temporada, pero vuelvo a la misma pregunta ¿gestionas el banquillo? banquillo.jpg

Hay jugadores que se sienten valorados ya que saben que en cualquier momento entraran al terreno de juego y no saldrán de el. Otros saben que entraran en los minutos restantes del partido y otros no quieren entrar por el sentimiento de culpa si lo hacen mal. ¿Siempre son los mismos suplentes en cada partido? ¿Repartes los minutos?

Quien se esfuerce jugará“, ¿y si se han esforzado todos? Tienes que tener cuidado con lo que dices a los jugadores, digo jugadores porque muchos sólo pensáis en los que tienen la responsabilidad de jugar, pero tienes a otros que se van a sentar en el banquillo.

Ellos van a ver que son los que no juegan, son los que están sentados viendo a los demás. Gestiónalo, ellos te completan los entrenamientos, ellos hacen que se puedan realizar mini partidos durante los entrenamientos, ellos madrugan como los demás, se van a dormir por la noche ansiosos por que llegue el partido de mañana como los demás, se ponen las botas con toda la ilusión como los demás… GESTIONA EL BANQUILLO.

a lapiz.png

La motivación no es la charla que das antes de los partidos ni es lo divertida que fue la semana durante los entrenamientos. La motivación de hoy es el partido, quieren jugar. Se cercano con todos los jugadores, que sientan que sabes que están ahí, que forman parte del equipo pero sobretodo GESTIONA EL VESTUARIO, GESTIONA EL BANQUILLO.

Si miramos de una manera objetiva la motivación y se ve reflejada únicamente con las oportunidades que les damos, los titulares en los partidos tendrán una motivación 10. Esos jugadores mejoraran su nivel futbolístico seguro, pero ¿que pasa con los de menos nivel que estas dejando siempre en el banquillo?

Algo que me ha dado la experiencia es que si puntuamos a los jugadores con niveles del 1 al 99, es que los jugadores de puntuación “70” van escalando progresivamente su nivel, pero los jugadores de niveles “20”, su ascenso a niveles de “50” es muy rápida siempre y cuando les cuides, por lo que dándoles oportunidades puedes igualar el nivel del equipo al completo y no por ello los jugadores de niveles altos perderán su progresión, al contrario. Al igualar el nivel de los jugadores, harás entrenamientos mucho más competitivos y el nivel del grupo será brutal.

Gestiona tu banquillo, cuídalos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s