Aplaudir es gratuito

Entre los gritos, suspiros, saltos, quejas, balonazos, sudor, lucha, entrenamientos, horas de viaje o incluso entre los goles o las paradas nos olvidamos de la importancia de los aplausos. Cuesta muy poco darlos y dan alas a quienes van dirigidos.

84b56774-6cc4-4673-b24a-181009ca9a13

Vemos cada día como aficionados al deporte y en particular a padres que únicamente aplauden el gol o un acierto pleno como una parada o un disparo al palo.

Los chicos están trabajando duro durante toda la semana viviendo como adultos entre tantas obligaciones y horarios de “jornada completa” y lo más grande que pueden recibir a cambio es un aplauso, pero sólo se les da si aciertan plenamente y eso me parece demasiado injusto a tanto esfuerzo.

¿Te has preguntado alguna vez si tu hijo quería fallar? Aplaude absolutamente todo, el equipo que ha quedado último en la tabla al igual que el que ha quedado primero, seguramente se han esforzado por igual con la única diferencia del talento innato. El aplauso debe ser parte del deporte y no sólo de celebración.

Aplaude y anima.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s